lunes, 20 de abril de 2015

Top 20 en el Campeonato de Cantabria


El sábado pasado tuvo lugar el Campeonato Regional de Duatlón en Polanco, en distancias 6-27-3, con 122 participantes y con recorridos muy duros tanto en los sectores de carrera a pie como en el de bici.


Sector carrera

Después de la temporada pasada en blanco, estoy volviendo a disfrutar del duatlón, y como este era el penúltimo de mi calendario (el último será el próximo sábado en Laredo), era un buen momento para salir a arriesgar más que nunca, aunque la osadía pudiera suponer una buena petada. Y hay formas y formas de arriesgar, una de ellas salir a tope el primer sector de 6 km, seguir en la bici igual y hasta donde llegues… La otra, hacer fuerte la primera carrera e ir a romper el sector ciclista, para intentar perder lo menos posible en el último sector después de llegar sin piernas por el esfuerzo en bici. Opté por esta segunda, y tenía claro que mi referencia volvería a ser Loroño. Calentamiento de 15 minutos con media docena de Triflavis, y al lio, con ese cosquilleo especial que surge al saber que el día va a ser muy duro, y con la incertidumbre de si aguantaré el reto hasta el final sin bajar los brazos.

Los Triflavis!

Salida muy rápida, ya que durante los 2 dos primeros km hay bajadas, y es en el tercer km cuando vienen las subidas, para recuperar toda la altura descendida hasta el momento. Así pues, mis ritmos son 3:34, 3:37 y 4:07 respectivamente, y empiezo la segunda vuelta. La primera parte tiene zonas por pista y está muy protegida, pero en la segunda se sale a carretera abierta y he notado que pega mucho viento de cara. La carrera se ha estirado muchísimo con Vega y Bizkarra imponiendo un fuerte ritmo, y se van formando numerosos grupos. Voy en un grupo con Edu y Gus, y aunque Loroño va 20 segundos por delante en el siguiente grupo, de momento no me preocupo. Es más importante no quedarse en tierra de nadie, como le pasa a Gus durante un km, porque lidiar solo contra el viento supone bastante más desgaste. Bonitas imágenes de “Berta Fotografías” con la carrera totalmente fragmentada.














La subida está espectacular con muchísima gente animando, así da gusto. Escuchamos los ánimos de Txoko… A falta de 400 metros para los boxes tiro un poco de mi grupo para reducir un pelín el tiempo con Loroño y no perder su referencia desde la salida en bici. Llego a la T2 con Edu y Gus, marcando el parcial 49º y a tan solo 10 segundos de Loroño. 


Una buena transición y un salto muy limpio a la bici me hacen pasarle nada más empezar. Por delante 27 km que iban a doler!


No miro atrás, pero cumplido el primer km oigo los juramentos de Javi, al que no le va fino el cambio, y pienso: “Aquí viene mi liebre, y viene enfadada, joder!”. Me pasa, y llega la hora de abrir gas para que comience el espectáculo. Una cosa fue seguirle con drafting hace 15 días en Santander, y otra muy diferente iba a ser aguantarle estos 27 km sin drafting y mucho más duros. Para colmo, pensando que llovería bastante, había traído por seguridad la bici de ruta, y aunque había improvisado con unos acoples de aluminio en el manillar, no era consciente de cuánto iba a echar de menos la cabra.


A unos 15 m de distancia empiezo a seguir la estela de la Loroñotora, y vamos adelantando duatletas km a km. Me cuesta bastante seguirle, sobre todo en tramos muy llanos y rectos donde me abre 25-30 metros en ocasiones. En la recta de 2 km después de pasar Zurita no baja la aguja de 53 km/h! No sé ni las veces que hago el amago de intentar cambiar desde los acoples…joeeeee! Que no llevo la cabra! Menos mal que llegan partes del recorrido más ratoneras con curvas y toboganes donde me vuelvo a echar encima. Con este panorama pasamos el ecuador del sector y empiezo a notar los primeros calambres. Y esta vez no son por el frío, voy fuera de punto y mis piernas empiezan  a dar avisos. Pero mentalizado que era un día para arriesgar al límite, sigo a tope sin guardar un ápice de fuerza. Pasamos el km 20 y llega el puerto de 3 km antes de bajar a la transición los últimos 4 km. Aquí Loroño mete una marcha más que yo no tengo, y aunque consigo aguantar hasta arriba del puerto a duras penas, los calambres de mis piernas se han convertido en una fiesta y se me sube el gemelo izquierdo. Quedaban solo los 4 km más fáciles… snif snif. Si me hubiera pillado en subida me tendría que haber bajado de la bici, pero al haber coronado ya, dejo de dar pedales y me paso un km estirando sobre la bici hasta que consigo relajar el gemelo. La petada me supone perder con Javi minuto y medio en esos km! Adiós a todo el esfuerzo…

Gráfico de la cadencia de pedaleo

Llego a la segunda transición habiendo marcado el parcial 15º de bici, y viendo a posteriori que el parcial de Loroño ha sido el 7º, al menos me anima saber que durante 23 de los 27 km estuve entre los 7 mejores de la bici. Pero no es hora de venirse arriba que aún queda el postre, y con las piernas acalambradas intuía que se me podía atragantar. Salgo a por la vuelta de 3 km, igual que las del primer sector, mientras veo como entran a la T2 los dos mejores junior del circuito, Capellán y mi compi Ander (bueno, es Triflavi jaja, pero los de Castro somos como una gran familia jeje). El primer km un despropósito, casi no puedo correr y me junto con Fragueiro, que va como yo o peor. Menuda estampa, cualquiera que nos vea jaja. Medio estirando medio a trompicones marco un 4:16 en el primer km, que no es ni salvable porque es de bajada… Fragueiro se para y se retira, muy entendible porque éste es de los buenos, y acabar una carrera con riesgo de lesionarse no tiene sentido para los que están arriba cuando ya no se están jugando nada. Entonces me pasa Aitor Gutierrez, otro de los muy buenos que viene de una lesión y está cogiendo forma, y poco a poco me voy recuperando pisando el terreno más blando. Entonces me pasa Mugica y ahora decido que sí, que me agarro como pueda los 2 últimos km. Pasamos de nuevo a Aitor antes de las cuestas, ya por debajo de 4 min/km, y cuando miro para atrás veo que vienen Capellán y Ander como misiles, jugándose el Campeonato de Cantabria en categoría Junior. Nos cazan en el último km y el final promete dispararse. Vaya vaya, tengo butaca de lujo para ver el duelo! Así que intento seguirles, y aunque se me empieza a salir el corazón por momentos, no quiero perdérmelo. Ander cada día está más fuerte, pero el chaval ese, Capellán, tiene muchísimas maneras corriendo y se le ve incluso sobrado. Cuando voy pensando que Ander tiene que aguantar todo lo posible sin atacar, porque sus posibilidades aumentan cuanto más cerca esté de la meta, es él mismo el que ataca jaja! Cuando empieza el repecho más duro del final, mete un cambio al que responde Capellán y detrás voy yo. No sé como a 3:20 con la paliza que llevamos y con el repecho que estamos subiendo no me explotan las piernas, pero es entonces Capellán el que con una zancada poderosa mete un ritmo por debajo de 3 muy lejos de mis posibilidades. Apenas quedan unos metros para terminar la cuesta que enlaza con la recta de meta, y aunque Ander intenta seguirle, no puede con el de Camargo, que nos acaba sacando 8 segundos (Capellán se cascaría el 4º mejor tiempo de la última carrera, casi nada!). Intento entrar con Ander, y aunque esa recta me lleva a 3:19 no me da opción ni de acercarme. Una miradita para atrás como diciéndome, “hoy acabo yo delante hasta sin drafting” jaja, me deja claro que pocas carreras más le voy a poder dar para el pelo al junior del Triflavi, que es sin duda otra de las promesas castreñas de este deporte junto con Gonzalo.


Bueno, curiosamente en este último sector, aunque no fue muy bueno por el primer km, cuanto más cansado iba y cuanto más para arriba se ponía la carretera, más rápido fui. Es lo que tienen estos piques sanos entre nosotros jeje, que nos hacen exprimirnos al máximo a ritmos que pensábamos que no podíamos correr. Y al final, a pesar de la petada en bici, una buenísima clasificación, superando mis duatlones anteriores, y llegando a meta en el puesto 27º, que suponía clasificarme el 18º en el Campeonato de Cantabria.

Los tres km más los 100 metros a meta

En féminas, Elena se traería para Castro el Subcampeonato, igual que Ander en categoría junior, bravo! Y Esti también de Castro, sería tercera, así que a ver cuando espabilamos los chicos jiji.

Con Rober, Gus, Jony, Edu y Ander

No hay comentarios:

Publicar un comentario