domingo, 1 de marzo de 2015

Por fin, duatlón de Mungia


Después de pasarme el 2014 casi en blanco por una lesión en el pie, me he acostumbrado a correr con una molestia, así que con este panorama he decidido volver este 2015 al mundillo de las carreras que tanta adrenalina nos produce cada fin de semana. Tras haber cambiado de Club en Castro, y pertenecer ahora al Tripérgola, elegí Mungia para mi primera competición con los nuevos colores.


Día lluvioso, y 200 participantes en la línea de salida. Cuanto tiempo sin sentirme así! Jeje… Allá vamos, y con prudencia arranco el primer km ligeramente por encima de 4 min/km. Tampoco es que tenga mucho más que dar, porque este año la carrera a pie será donde más flojee por apenas poderla entrenar, pero espero mejorar a cambio en el agua y en la bici. Se me pasan bastante rápido los 5 primeros km, que corro a un ritmo de 4:02, y como ya me esperaba es muy flojo, parcial 123.


Cojo la bici, y aquí sí que aprieto desde el principio. El drafting está permitido y voy cazando grupetas de 5,6,7…duatletas, pero casi nadie me consigue seguir la rueda. Así voy pasando a gente durante los 20 km de ciclismo, y en la última subida al alto de Gatika llego hasta el grupo de Felix, donde van unos 15, con los que llego ya a la segunda transición. He ganado más de 50 puestos y empiezo a correr los últimos 2,5 km en torno al puesto 70. Ese último sector lo hago bastante decente, corriendo otra vez algo por encima de 4 min/km, y aunque me adelanta alguno, finalizo en la posición 75º. Por delante de la mitad y con buenas sensaciones después de tanto tiempo.














Dentro de 15 días tocará el olímpico de Castro (10-42-5), en su primera edición, que aunque promete ser muy duro, intentaré dar un poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario