martes, 17 de marzo de 2015

Buena carrera en el I Duatlón de Castro!

Con los cantero

Dos temporadas sin hacer duatlones, y después de romper esa sequía hace dos semanas en Mungia, llegaba el más esperado, el primer Duatlón de Castro (10-40-5). La lesión no me desaparece, pero más o menos la tengo controlada, y gracias al vendaje y a la silicona, he pasado de correr con dolor a solo tener una molestia, así que ya me voy acostumbrando. Además en Castro teníamos el aliciente de que había pódium local, al que optábamos 20 duatletas.



Quería hacer una competición al máximo, pero con cabeza, por lo que me propuse que mi primer km fuera el más lento. Y aunque parezca mentira, el primer km es más difícil correrlo suave que hacerlo rápido dejándote llevar por la marea de participantes. Además, había salido el peor día posible, con lluvia y sobre todo mucho frío, donde mi rendimiento baja a causa de los calambres. La vasoconstricción por el frio provoca restricción sanguínea, y en mi caso se traduce en calambres al hacer esfuerzos. Otro motivo para salir más tranquilo y utilizar ese primer km para calentar. De los 223 inscritos había muchas bajas por la climatología, y en el Tripérgola también nos habíamos quedado en cuadro por la baja de Rubén e Ivan, aunque por diferentes motivos. Salida desde el ayuntamiento y 10 km por delante! Y como me había marcado, primer km a 4:10 clavado. Entran las dudas al verte tan atrás, con 15 de los 20 castreños marchando por delante, y más cuando pensaba que si tenía buen día podía luchar por quedar tercero, ya que primero y segundo estaban adjudicados a Kiela y Loroño, salvo sorpresa.

Precedido de triflavis ;-)

Después de ese primer km, subo algo el ritmo, y como un reloj suizo voy marcando ritmos entre 4:00 y 4:03 km tras km. Así voy dando caza a los triflavis jaja. Primero paso a Jesus, después cojo a Gorka y Jony, y al final de la primera vuelta voy ya con los Cantero. Sigo progresando hasta llegar en la segunda vuelta donde Iñigo y Ander, con los que compartiría esa vuelta. En la tercera aumentaban el ritmo, sobre todo Iñigo, y aunque me veía con fuerzas para seguirles, seguiría clavando mis parciales hasta el final, lo que me hacía llegar a la transición 11º de Castro. Habían pasado ya por allí los 4 azulones del Triatlón Santander, mi compi del Tripérgola Pérez con una gran carrera, y los triflavis Edu, Aitor, Gus, Iñigo y Ander.

2ª Vuelta con Iñigo y Ander










Bastante fresco después de haber corrido un 10mil a 4:02, hago una transición rápida, y tras saltar a la bici salgo de Castro apretando desde el principio. 










En esta salida por la general saltando badenes, paso a Ander que me anima, y antes del km 5 llegando a Cerdigo, paso de una tacada a Pérez, Iñigo y Gus, que marchan en apenas 50 metros, aunque noto que un freno me va rozando la llanta y me frena la rueda. También he rebasado a Aitor, y me intento olvidar del freno porque viene un tramo muy rápido. Además echo cuentas y me animo al saber que por delante solo quedan los 4 del Santander y Edu. Sin levantarme del acople vuelo los siguientes km hasta el Pontarrón, donde me empiezan a dar los primeros calambres, vaya… Aprovecho para bajar la velocidad casi hasta pararme e intentar mover el freno, pero nada, aparte de que llevo los dedos hipotérmicos no consigo que deje de rozar. Así que sigo pedaleando intentando olvidar el freno, los calambres… y consigo pasar a Edu antes de empezar la subida a Hoyomenor. Comienzo con cadencia pero a buen ritmo, y sigo pasando gente esperando ver algún tritraje blanquiazul, y a mitad de subida diviso a Rafa. Es un auténtico galgo pero en la subida en bici va sufriendo y le paso sin problemas. Marchando ya 4º de Castro, sigo apretando pensando que en la bajada voy a guardar porque la carretera está muy peligrosa, y echando la vista al fondo me parece divisar ahora a Gonzalo. Es el que marca el tercer puesto de los castreños y me motiva intentar cazarle a la vuelta. Y mientras voy haciendo las cuentas de la lechera, voy a pasar a dos que se cierran, toco el freno, y se me bloquea la rueda…ahhhh! Esto ya es más que rozar, así que me tengo que bajar de la bici en plena subida e intentar arreglarlo. Se me escapa casi un minuto y medio allí parado, y aunque vuelvo a montarme, el freno me sigue rozando. Lo bueno que el roce es suave y puedo seguir, lo malo que me han vuelto a pasar Rafa, Aitor, Edu e Iñigo, y caigo otra vez hasta la 8º plaza. Todo mi gozo en un pozo snif snif… Cazo a Rafa de nuevo justo arriba y toca volver apretando otra vez.

Desmontando en la T2













Los calambres me han ido a menos, aunque la motivación un poco también. Pero en Islares vuelvo a pasar a Iñigo y llego otra vez donde Edu, con el que comparto ese km que pica para arriba. Después decido apretar de nuevo hasta boxes y llegaría 5º de Castro a la transición, con unos 20 segundos de margen sobre Edu. Pero a este le cuesta muy poco pasarme a pie, ya que salgo con el flato corriendo por encima de 4:30 el primer km, y me pasa sin despeinarse. Cuando giro en el rompeolas el panorama es peor, porque los tres que vienen justo detrás son todos castreños jaja, Iñigo, Rafa y Gus, y bastante más rápidos que yo. Mi segundo km malísimo de nuevo a 4:25, y mientras Edu se me ha ido medio minuto, los de atrás se me echan encima. Y en el nuevo paso por el parque, después de ir apretándome fuerte el abdomen, por fin se me quita el maldito flato! De piernas voy bastante bien y ahora sí que empiezo a correr por debajo de 4. Veo como voy recortando a Edu, y marcando 3:49 en el km 4 me echo encima en el giro de la playa. Doy la vuelta al cono y veo que Rafa viene 15 segundos detrás como un cohete. Gus también viene muy rápido pero con él tengo más margen. Muy justo ya de fuerzas meto mi penúltimo cambio de ritmo para pasar a Edu en ese km. Todo el carril bici por debajo de 3:45 y Rafa cada vez más cerca, que también ha pasado a Edu. Así que entro en el parque con la última marcha que me queda y aguanto hasta meta. Si hubiera habido cien metros más, el azulón me hubiera quitado las pegatinas… Finalizo exhausto 5º de Castro y 44º de la general, con Rafa a 5 sg, y poco detrás Edu y Gus.


Podría contar otra historia de… y si mi freno, y si tal, pero cada uno tiene su historia. La de Gorka que se tuvo que retirar por avería en la bici, la de Pérez que no pudo terminar porque otro triatleta le quitó por equivocación las zapatillas de correr!... y así habrá más. Así que contento por mi carrera, por volverme a sentir rápido en algún momento, y por volver a competir con buenas sensaciones después de mucho tiempo.

Recta de meta
Mala suerte para Gorka






Enhorabuena a Beñat por ganar con tanta autoridad, también a Kiela, Loroño y Zalo por ese pódium local (inalcanzables!), a Elena por no parar de aumentar su palmarés, y sobre todo al Triflavi, y en especial a Edu, por la currada que se han pegado para traer a Castro este Duatlón.

Con el galgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario